Skip to content

El Guernica se queda con Nouvel

17/03/2010

Que no señores. Que el Guernica no se mueve. A pesar del mes que nos han dado desde el Museo del Prado y el Museo Reina Sofía, ayer la Ministra de Cultura hizo pública (bastante tarde) una decisión firme que ya se sabía de antemano. El Guernica seguirá donde debe, en el Museo Reina Sofía.

Miguel Zugaza, director del Museo del Prado, ha visto cómo su propuesta de reunir en el Salón de Reinos del Museo del Ejército a Velázquez, Goya y Picasso con tres de sus grandes obras (La rendición de Breda, Los fusilamientos del 3 de mayo y el Guernica), presentadas como una reflexión sobre la guerra se venía abajo. Sinceramente, sorprende que Zugaza propusiese un traslado de la tela que Picasso pintara para el Bando Republicano en 1937.

¿Por qué? Sencillamente por el mal estado de la tela que una comisión de expertos dictaminó en 1998. Entonces se decidió que no se volvería a someter al cuadro a ningún tipo de traslado (independientemente de lo que costó que volviese a España desde Nueva York). Y es que la historia de esta grisalla (que no vamos a recoger aquí) es tan larga como sus dimensiones (782×354 cm), habiendo recorrido un sinfín de museos. Tanto es así que ha pasado más tiempo fuera de nuestro país que dentro.

El Patronato del Reina Sofía hizo mucho ruido para obtener una decisión rápida por parte del Ministerio. La decisión, como se ha apuntado, era de esperar. Pero también es comprensible el desasosiego de Manuel Borja-Villel por si la ministra más cinéfila que se recuerda (directora de blockbusters como ‘Mentiras y Gordas’) se decantaba por despojarle de su joya de la corona. ¿Ha podido alguien observar el Guernica en soledad?

El mal ambiente creado por esta polémica entre los dos directores de los centros de arte (Prado y Reina Sofía) es palpable. Periodistas que ayer se encontraban en el MNCARS  me cuentan que su director vomitaba fuego por la boca, cual dragón medieval, contra Zugaza. Al parecer, el director del Prado no envió ningún tipo de propuesta  a Manuel Borja-Villel, a quien le entraron sudores fríos sólo con pensar que le quitaban el Guernica. Independientemente de que Zugaza enviase o no una propuesta formal a Villel antes de que se filtrase la noticia, no se entiende el empeño del actual director del Prado por introducir en él obras de arte actual. Cada una de las instituciones tiene muy marcados los periodos que recoge.

El Ministerio no ha sacado nota de prensa, mientras que el MNCARS sí, explicando por qué el cuadro se tenía que quedar donde estaba. Esperemos que este pequeño bache no enturbie las relaciones entre Zugaza y Villel quienes, poco a poco, intentan revitalizar los dos centros.

Anuncios

From → Museo

Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: